jueves, 19 de julio de 2018

El objetivo de focal fija 50mm f1.4


     La de 50mm está considerada la longitud focal similar al ojo humano. Desde siempre ha sido la lente preferida de cineastas y fotógrafos de retratos. Sirve para fotografías en interior con poca luz, para acercamientos extremos, para fotografía callejera, fotografía de acción, etc. Muy compacto y luminoso, este objetivo es ideal para llevar en la bolsa de viaje.



     Con la apertura f1.4 se consigue un interesante desenfoque, suave y cremoso, que se va desvaneciendo desde el centro de la imagen hacia los extremos.


     Fotografiar a f1.4 puede ser mágico, pero hay que vigilar la distancia de disparo porque con ésta varía la profundidad de campo y, al aproximarnos demasiado, podríamos llegar tener una zona nítida imperceptible en la fotografía, terminando con una imagen desenfocada. Para un 50mm f1.4 la distancia al sujeto debe ser, inicialmente, de unos 3 metros y, desde ahí, ir probando para obtener una profundidad de campo suficiente y que el retrato sea nítido en el rostro. Con poca luz esta lente tan luminosa resulta un placer del que se puede disfrutar llevando el equipo al límite antes de sacar el flash.


Fuente: Fotografía para principiantes

lunes, 25 de junio de 2018

Richard Avedon

Conocido por el gran público como fotógrafo de moda, en Nothing Personal, con James Baldwin, demuestra su vena social. Y gracias a la editorial Taschen podemos disfrutar de una reimpresión de aquel clásico. 




Fuente: Xataka Foto

Fotografías ganadoras del Prix de la Photographie 2018













Fuente: Xataka Foto